La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

domingo, 14 de diciembre de 2014

Romance de Teletusa, por CARMEN HERNÁNDEZ MONTALBÁN



Tocaban las gaditanas
los crótalos por bulerías,
los ojos de los patricios
en sus pechos se perdían.

Era Teletusa el nombre
de la lascivia que hería
el corazón del Imperio
que en su danza se fundía.

Toda la sal del Atlántico
sus pestañas esparcían,
sus caderas cimbreantes,
a titanes sometían.

La bailarina de Gades
que con su baile escarnecía,
la honra de los romanos
que ante Venus sucumbían.

Tal fama alcanzó su danza
que los poetas decían:
quien la vendió por esclava,
como esposa compraría.

Era la flor de la Hispania,
el junco de Andalucía,
era Teletusa el nombre
que a Marcial inspiraría.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada