La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de septiembre de 2015

La estación, por ISABEL PÉREZ ARANDA.


Cada vez que viajo en tren regreso a la primera vez.
Subir  a la estación era una fiesta, 
la impaciencia de la infancia,
con la ropa del domingo,
recorriendo los andenes de olor agrio y pesado.

Algunas veces  mis abuelos asomaban en el tren desde muy lejos,
algunas veces  compartían sus vidas y era maravilloso 
algunas veces pasaban temporadas, que se hacían cortas, 
sentía esos lazos ancestrales que unen las familias, 
el olor de mis abuelos, sus besos, sus manos, sus caricias,
y  tras un tiempo no muy largo se marchaban, 
en el tren,
lejos,  
muy lejos, 
o eso me parecía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada