La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de marzo de 2016

Árbol invertido, por DORI HERNÁNDEZ MONTALBÁN.



En esta región incógnita o rivera despojada
crece un extraño árbol de raíces aéreas 
que da sombra a mi frente fatigada.

Es el árbol invertido,
aquel que extiende sus raíces al espacio
y oculta sus ramas bajo los azufrados surtidores 
del magma terrestre, 
hasta llegar a los remotos oasis submarinos, 
allí donde todo es amarillo y rojo. 

Sus ramas, arterias coralinas,
danzan sumergidas junto a peces ciegos.

¿Cuántos antes que yo hasta aquí arribaron
en busca de amparo y sosiego? lo ignoro. 

Apoyada en su enorme tronco me siento a salvo,
a salvo del odio, libre de los tigres,
del veneno de las adelfas, 
fuera de ese rumor de muerte 
que los hombres-bestia propagan.

y es tanto el poder que este árbol ejerce sobre los elementos, 
que hasta el indómito viento pasa cadencioso y furtivo
por entre sus desnudas raíces aéreas.

Lo cierto es que nada hay aquí,
a no ser este árbol sagrado incrustado 
como una esmeralda en el hielo.

Esta pues, ha de ser la mítica región del árbol humanado,
fértil fermento de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario