La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

sábado, 14 de mayo de 2016

Alf Layla wa-layla-Las mil y una noches, por CARMEN HERNÁNDEZ REY.

"Reflejos de una fuente" de Joaquín Sorolla

Mil noches para cantar a tu mirada andalusí
negra y mora, beneficiaria Atlántida
flor de cidro o neroli,
almenas de tus comisuras az-zahr de naranjal y
limoneros, sueños el solo harén de tus versos
en mi celo.
Mil noches en el Generalife de adobes y barro,
patio Arrayan y acequias transitando a la luna
sin menguar a tus labios en mi noría
colmada de aguas.
Mil noches entre las columnas de frutales
mil, versos en mis vertebras Nazaríes,
rezando en la sombras de mis huellas
del Al-Ádalus,
mil, mil ojeras por la medina
si te haces ausencia, mil.
Mil años hace que nací en tiempo
de los Omeyas,
y calzo a mis pies son plata y seda,
en mi sien oro y del verbo de sus letras,
la oda de un canto que se grabó en el laurel
de los patios y sus acequias…
Mil paladar en el rojo castillos, que me presa,
nací…nací un segundo que se marchitará
su lengua,
en tu lengua conquistadora de versos
con mi lengua
con mi historias,
con mil pléyades
con mil millones de estrellas
transitando… transitándonos
entre las rutas de las celosía por donde
tus dedos abren mi puerta,
Mil zaguanes de tus labios a mis labios,
de tu boca a mi boca,
repujando un ruego de oración
rebelde, en nuestras miles de bocas
locas.
Nací, mejor dicho... en ese preciso instante
donde la vida se detiene en la Atlántida
de tu tierra,
piel con piel existiéndonos…
entre las persianas de nuestras termas,
fuente…
-fuentes del más alto voltajes-
y nos nacen, nos nacen
como luz en cuarto menguante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario