La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de noviembre de 2016

Burano, por SERGIO C. PÉREZ RODRÍGUEZ.

La isla de Burano, a escasos 7 km de Venecia, es uno de aquellos lugares que merece la pena visitar. Da igual que sea muy turística (piérdete por zonas menos transitadas), da igual que los restaurantes se aprovechen (llévate un bocata), da igual que todo sea muy caro (no compres)… pero hay que ir!
Que ver y hacer en Burano? Aquí te lo contamos…
Lo mejor de la isla son sus fachadas de colores, no en vano Burano ha sido nombrada una y otra vez como una de las ciudades más coloridas del mundo: verdes, amarillas, azules, rojas, fucsias, violetas, naranjas… sus casas parecen querer vivir el Carnaval durante todo el año.
El otro atractivo de la isla son los encajes: aquí se pueden encontrar los mejores de Italia y hay hasta un museo dedicado a este arte.
Perderte por sus callejuelas es de lo mejor que puedas hacer: siempre acabarás encontrando algún lugar encantador que te dejará boquiabierto, alguna puerta abierta que te permitirá echar una ojeada al interior de la casa, alguna viejecita que plasma su creatividad en encajes impresionantes, el campanario torcido de la iglesia de San Martín, los canales con los pescadores y no te pierdas una charla con los habitantes de Burano… son tan coloridos o más que las casas que habitan.
Pero por qué las casas de Burano son de colores? La leyenda dice que, ya que en invierno la laguna se llena de niebla, los pescadores decidieron pintar las casas para reconocerlas con más facilidad una vez regresaban a la isla… aunque nosotros creemos que puede que no solo los pescadores lo hayan querido: algún que otro hombrecillo, de vuelta del aperitivo, fijo se confundió de puerta! (Por cierto, en Venecia o Burano no dejes de beber el Spritz!).

Pescando colores.
 
Las bicicletas son para el verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario