La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

domingo, 15 de junio de 2014

La hojarasca, por CARMEN HERNÁNDEZ MONTALBÁN


Allí a lo lejos,
en lo que parece un cúmulo de hojarasca,
se alza el islote de los muertos.

Sus piernas enraizadas en la tierra,
ya no emprenden caminos,
ni defienden ninguna batalla.
Los abrazó la tierra en su cálido regazo,
y una brisa joven arrastró la quimera de sus ojos.

Pero la memoria nunca olvida,
y como una lluvia primaveral,
nos devuelve los humores de su desdicha.

Mientras tanto,
un poeta nefelibata agrimensor de esperanzas,
escribe sus nombres en el barro.

5 comentarios:

  1. Te felicito por esta poesía y por la revista de esta quincena

    ResponderEliminar
  2. Gracias Leandro, te esperamos en el próximo número.

    ResponderEliminar
  3. La verdad, es muy hermoso. Y, aprovecho para felicitar a los colaboradores.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Carmen, por tu sensibilidad y por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a vosotros que haceis posible esta revista.

    ResponderEliminar