La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

miércoles, 14 de enero de 2015

La felicidad, por LUIS LÓPEZ-QUIÑONES RUIZ




Deguste el sabor de la felicidad absoluta
con sabor a mar, aceituna y vino tinto,
paladeé el gusto del grial de los estados
y apostoló mi boca y mi lengua fue testigo,
percibí el aroma de la paz interior,
lo enjaule en mi cerebro como recuerdo,
el olor a lavanda y a infancia feliz,
a mañana domingo y a encina ardiendo.

Escuché como llegaba por mi espalda,
soniquete a ruedin y a primeros pasos,
a sinfonÍa perfecta ,a silencio absoluto
y a despertar contigo envejeciendo,
vieron mis ojos los corazones plenos,
sentÍ lo que el alma que ya no busca, 
mire dentro de mi cuerpo hueco
y vi mi sangre mansa entre requiebros.

Pero cuando creí que podría atraparla
y entre las yemas de mis dedos,
tan cerca que se olía y saboreaba,
que escuche sus latidos y su imagen clara,
se desvaneció cual espejismo
como ilusión imposible y vana,
se evaporó como rocío mañanero
o como la propia vida que se escapa.

Y desperté sudoroso y sin rumbo
con un vacío tan hondo e insalvable,
por que solo pena el que tuvo y recuerda
y solo añora el que despierta y se acuerda.
mezclé lágrimas con mi pesar y mis rutinas,
me vestí de luto y me hice invisible en la masa,
a esperar a quedarme dormido ,que los sentidos me lleven,
y conformarla paradoja de ser feliz pero inconsciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada