La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

miércoles, 14 de octubre de 2015

Preso del camino, por PEDRO CASAMAYOR RIVAS.



Quito el velo del hombre envejecido
y leo en sus estrofas
-con aroma de Ulises-
que  la morada vive en el sendero,
y no en las zapatillas de agrio paño 
que fingen cada noche rincones de calor.
Calla que la tristeza lo deshace
 en el cielo, en la tierra,
por todos los planetas del astral,
como una fuerza oscura
que no le deja ver
la carrera vagante de sus piernas.
Jaque mate,
 por todos los atajos
cocina cada noche su destierro
enloqueciendo aldeas, desabrigando mapas
en los que evita el humo de un hogar.
Este hombre encanecido
simplemente codicia
florecer con la escarcha
madurar como hierba
invisible a la vida
para ponerse a salvo de la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario