La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

sábado, 14 de noviembre de 2015

Tu nombre, por JOSEFINA MARTOS PEREGRÍN.

                   



                 (De Mortalmente vivo)


Tú eres el corazón que late
en el lirio azul de mi ventana.
Pero también el lívido jazmín oculto
entre las pesadas hojas de mis libros.
Una dalia dormida,
una rosa quemada,
un clavel que, robado entre las tumbas,
se estremece en el cuenco de mis manos.

Me acerco a ti
esquivando incontables mármoles escritos,
queriendo ahondar en el misterio de tu nombre
ya por siempre subrayado por dos fechas.
Tu nombre amado,
tu nombre libre,
tu nombre vivo.
Y me repito,
clavándome las uñas en el alma,
que lo que fue, será,
que el milagro, una vez nacido,
ha de vivir para siempre.

Y regreso confusa al latido de los lirios luminosos

y al silencio de los jazmines escondidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario