La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

jueves, 14 de enero de 2016

Égloga del pétalo dormido, por INMA J. FERRERO







Octavas reales – Mito de Danae y Zeus
(Égloga del pétalo dormido)

XXIV

El cielo ríe teñido de tristeza,
el rey Acrísio al Oráculo se acerca,
para que esta duda, mude a certeza,
y saber si sonríe esta suerte terca.
El Oráculo aclama con firmeza,
que su heredero ya está cerca.
Mas la alegría en tristeza se torna,
con  su sangre el nuevo rey, el reino adorna.


XXV

La ira a Acrísio ciega,
entre un gris fulgurante el cielo truena.
Su alma repite: “¡La muerte llega!”
y un nudo en el pecho le apena.
Acrísio libertad a su hija niega,
a no ver la luz del sol, la condena.
A Danae en una cámara encierra,
y un gemido, oscurece la tierra.


XXVI

Seis pétalos de bronce a Danae guardan,
seis muros severos, como una espada.
Seis para que las pasiones no ardan,
y la suave hendidura esté callada.
Seis indiferentes que nada aguardan,
seis crueldades, que no ordenan nada.
Mas estos seis no esconden el alma,
y Zeus entre grietas rompe la calma.



XXVII

Como llanto dorado Zeus ha caído,
el alto cielo usó por camino.
Cayó en el vientre que estaba dormido:
hermosa suerte, hermoso destino.
Danae a su amante ha cedido,
tomado el castillo se cumple el sino.
Radiante como el Sol, nace un niño,
rubios cabellos, piel de armiño.


XXVIII

El rey Acrísio venganza clama,
Zeus entre nubes en silencio estalla.
El cielo llora, el viento brama,
y Danae temerosa: mira y calla.
A los dos repudia, así lo proclama,
maldice esta suerte: cruel y canalla.
En un cofre negro, a los dos guarda,
y el mar compasivo triste  aguarda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario