La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

viernes, 15 de abril de 2016

Expulsión del paraíso, por F. JAVIER FRANCO.

"Expulsión del paraiso" fresco de Masaccio.


Borra el dolor de los ojos
borrados del rostro por el dolor,
desnuda de dolor tu cuerpo desnudo,
no te dejes llevar por el dolor del engaño,
nunca hubo paraíso sin libertad,
nunca, recuérdalo…
¡Aparta esa mano sarmentosa que te cubre el pecho!
¡Apártala!
Deja que desnudos los pezones,
libres, salvajes, enhiestos,
aparten el dolor para refulgir
la libertad de la vida.
El dolor de la libertad 
nunca fue castigo, nunca.
Ilumina de fe tu futuro y,
arrancando del rostro
las manos de injusto miedo de tu compañero,
grita fuera de los confines
del reducido prado de manjares vacuos,
que el futuro en libertad
ha demolido el muro y ha abierto su verja.
Sigue adelante,
ahora sí que el mundo es tuyo,
no más dolor, no más lágrimas,
la vida sale al encuentro
y un paraíso sin libertad
no es más que monotonía,
tiranía que destroza los placeres,
que amarga el sabor a prohibido.
Sí, el dolor ha atravesado tu cuerpo,
pero sin dolor no sabrás apreciar
el dulzor del placer y la vida.
¿Vuelven los ojos a tu rostro?
Serán otros ojos, serán nuevos ojos,
sabrás de nuevo del dolor,
pero será un nuevo dolor:
el dolor de la libertad.
Duele la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario