La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 15 de mayo de 2017

Salvarse de la mediocridad, por MARIÉN GONZÁLEZ ROZAS.


Esconderse entre esas nubes redondas, aparentemente plácidas.
            Quedarse quieto, mirando el devenir de las hormigas o cómo una amapola rompe su capullo y extiende sus pétalos arrugados, como la cara de un bebé recién nacido.
            ¿No ves que no eres nada especial?
            Entonces, ¿por qué gritas, por qué golpeas, por qué escupes, por qué maltratas?
            Para qué tanta mediocridad, si serás abono en la tierra que mancillas.
            ¿Por qué no te detienes y observas lo que te rodea? Esa luz imposible, ese verde cegador, el vuelo libre de las aves… ¡No ves que todo es belleza!
            Mediocre; transformando lo bello en pura farsa y artificio.
            ¿Eso eres tú? ¿El escalafón superior de la cadena? ¿El inteligente con raciocinio?
            Hasta que las fuerzas cósmicas den su zarpazo definitivo y te extingas, y sólo seas una especie que transitó por un planeta, pensando que era el centro del universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario